Traduce este Blog a: Inglés Francés Alemán Italiano Chino

miércoles, 21 de octubre de 2009

A veces me acuerdo de él

Yo no conocí a Andrés Montes. Nunca hable con él. Nunca le dí la mano. Una vez le vi en un restaurante; yo jugaba en el Real Madrid, supongo que él sabría quién era yo (o no). Le recocí, pero no le saludé.

No comulgo con la idea de que la muerte da un halo de verdad, de beatitud, de virtud al que la “padece”. (A veces he oído criticar a algún muerto y la gente mirarlo como si lo hubiese matado él...)

Recuerdo cuando iba a tercero de B.U.P. Un día P. (el chico que se sentaba tres sitios delante de mi) no vino. Le encantaba el baloncesto. Idolatraba a Michael Jordan, tenía mucha ropa Nike que solía blandir como bandera. A veces me acuerdo de él sin razón ni motivo. El día anterior a su primera ausencia habíamos salido de fiesta. Él no salió. No tomaba alcohol ni fumaba. Dicen que murió mientras dormía. Que no se enteró de nada.

A veces me acuerdo de él.

Lo asocié de tal forma a Jordan que cada vez que Jordan hacía otra de sus hazañas me acordaba de él. Su intento en el béisbol, su retorno exitoso a la NBA, su sexto anillo... Ypensaba: “cómo hubieras disfrutado”. Y tenía una charla mental con él.

El deporte se asocia con salud, con energía, con vigor,y cuando recibes ciertas noticias te impactan sobremanera. Con el tiempo, una charla con Sergio Luyk o jugar a las cartas con Ángel Almeida toman un color diferente. Y se congelan en tu memoria de manera irracional.

A veces me acuerdo de él.

Me gusta mucho ver baloncesto, desde hace tiempo veo la TV con el volumen apagado. Hasta que llegó Andrés Montes. Y de golpe mi Tele se recuperó de su afonía. He vivido esta última etapa de la Selección con su voz de fondo. Asociada de por vida con la Selección, con el triunfo, con la diversión...

Yo no conocí a Andrés Montes. Nunca hable con él. Nunca le dí la mano. Una vez le vi en un restaurante; yo jugaba en el Real Madrid, supongo que él sabría quién era (o no). Le recocí, pero no le saludé.

8 comentarios:

IVAN dijo...

Que bueno Lucio.

Eran dos escoltas uno diestro y otro zurdo, uno de ellos un dia no vino. Cada vez que tenemos rebote y hay contraataque la banda inzquierda esta vacia, como la pista de tenis de dobles.

Cuando eramos pequeños era Quiroga, serio y decia bloqueo de tiro o tapon.
Luego Barthe, que decia tapon.
Trecet se atrevió a nombrarlo chapa, ojo!! este tio habla como nosotros.
Por último Andres Montes, se atrevió a llgar a la metáfora de tercer nivel, Garcia Lorca al habla, PINCHO DE MERLUZA.

Andres, como a ti, me hizo volver a escuchar el baloncesto....... y el futbol......

Ole por ti Angulo, te veo puesto.

Sikorsky

code dijo...

No es cuestión de comparar, pero, pasamos de aquel famoso "que los echen del mundo" o "Va a ganar Yugoslavia por culpa de Stankovich" o "Este equipo es una vergüenza y Diaz Miguel tiene que estar fuera mañana" a "LA vida puede ser maravillosa", las historietas de Itu, las coñas de Epi o el buen rollo del Calderón.
Yo también bajaba el volumen de la tele.
Y creo que volvere a hacerlo. Estoy cansado de filósofos del corte UCLA.

Jorge dijo...

"No comulgo con la idea de que la muerte da un halo de verdad, de beatitud, de virtud al que la “padece”. (A veces he oído criticar a algún muerto y la gente mirarlo como si lo hubiese matado él...)"

Excelentes palabras de las que tendrían que tomar nota muchos.

Gracias por tu texto.

dunker dijo...

El sexto anillo de Jordan siempre estará en mi cabeza narrado por Montes y Daimiel. Y con Itu y Biriukov, en el estudio, saltando cuando Michael enchufó el tiro ganador.

Jorge Ruiz de Eguilaz Solanilla dijo...

Muy bueno, para variar. No hace falta una parrafada para decir algo interesante.
A ver si escribes más constante, que mola llegar y ver una nueva entrada tuya!!
Saludos!!

Álvaro.T. dijo...

Grandioso Lucio, cuando te leo y luego te veo en la pista en cada partido me doy cuenta de porque eres tan bueno.

Lo eres porque tienes una filosofía de vida que te hace jugar con tesón y firmeza, con concentracion y audacia.

Eres el alma de mi equipo, del Cáceres y si Dios quiere sería maravilloso que tu retirada fuera aqui. Pero ojo! que sea muy lejana porque tu en cada partido cumple el dicho de que los viejos rockeros nunca mueren.

A veces cuando te veo jugar recuerdo porque amo el baloncesto.

El ojo que todo lo ve dijo...

Hola Lucio. Acabo de ver esta entrada y me he emocionado. La verdad es que te puede impactar la muerte de una persona aun sin conocerla. Me dolió mucho la muerte de Andrés porque él hacía que me diesen ganas de encender la tele en un Trinidad y Tobago-Irán sólo por escucharle decir esas cosas que hacía que todo fuera maravilloso.

Por cierto Lucio, ¿volveremos a verte por Alicante? Aunque sea de vacaciones que te tengo que invitar a algo por esas alegrías que me has brindado en toda tu estancia aquí.

Un abrazo, crack.

Nashassin dijo...

lo has "clavao" cabronazo. cuantas veces nos arrepentimos cuando ya no tiene remedio.

genial.